Preparativos para cirugías de niños en edad preescolar

¿Qué parte de la cirugía es más estresante para un niño en edad preescolar?

Los niños en edad preescolar pueden beneficiarse con la planificación, la educación y las explicaciones preoperatorias. Empiece a preparar a su hijo varios días antes del procedimiento. Esto es para que su hijo en edad preescolar tenga tiempo de asimilar la situación. Reconocer qué es estresante para él mientras esté en el hospital puede indicarle cómo prepararlo para la experiencia. Los siguientes son algunos factores estresantes y miedos frecuentes en el hospital:

  • Miedo a estar lejos de la familia y del hogar, o a estar solo

  • Creer que está en el hospital porque está en problemas o como castigo

  • Miedo a lastimarse una parte del cuerpo

  • Miedo a las agujas y las inyecciones

  • Miedo a despertarse durante la cirugía

  • Miedo al dolor (o a la posibilidad del dolor)

  • Miedo a la oscuridad

¿Cómo preparo a mi hijo en edad preescolar para la cirugía?

  • La mayoría de los niños en edad preescolar tienen miedo a lo desconocido. Cuéntele a su hijo sobre la cirugía varios días antes del procedimiento e, incluso, pueden visitar el hospital para hacer un recorrido. En muchos hospitales, lo dejarán visitar el lugar con su hijo antes de la cirugía. Esto ayudará a que su hijo conozca los lugares, los sonidos y las situaciones que experimentará el día de la cirugía. Su hijo podrá conocer el hospital y esto le dará tiempo para hablar sobre sus inquietudes y hacer las preguntas que tenga. Hable con el departamento de vida infantil del hospital para recibir este servicio.

  • Dígale la verdad en términos simples y responda todas las preguntas. Por ejemplo, "Sí, dolerá, pero no durante mucho tiempo".

  • Hable con su hijo acerca de por qué tendrá la cirugía. Es frecuente que los niños de esta edad tengan ideas equivocadas sobre las hospitalizaciones. A menudo, creen que hicieron algo malo o que las agujas se aplican a los niños que son "malos".

  • El juego dramático es una parte importante en la vida de los niños en edad preescolar. El uso de imágenes, animales de peluche o juguetes para que su hijo entienda lo que ocurrirá es mejor que solo decirlo. Ejemplifique la situación de forma clara. Pida a un especialista en vida infantil que lo ayude a explicar lo que ocurrirá y el motivo en términos que un niño pueda entender. También analice actividades de juego terapéutico, como jugar al "hospital" con su hijo en casa antes de que lo internen para el procedimiento.

  • Dé explicaciones muy simples y tenga cuidado con las palabras que usa. Por ejemplo, diga: "El proveedor de atención médica arreglará tu brazo". No diga: "El proveedor de atención médica hará un corte en tu brazo". Si describe que la anestesia "lo hará dormir", quizá su hijo en edad preescolar lo relacione con una mascota familiar que haya muerto y piense que él también morirá. La siguiente es una forma mejor de explicarlo: "Un proveedor de atención médica te ayudará a dormir (de una forma distinta a la que duermes en la noche) durante la operación y te despertará cuando haya terminado".

  • Quizá su hijo disfrute leer libros sobre el hospital con la familia. Señale las partes de la historia que su hijo podría experimentar.

  • Deje que su hijo prepare su propia maleta. Llevar un objeto de apego favorito, imágenes de familiares y mascotas y un juguete especial puede ser reconfortante.

  • Explique los beneficios de la cirugía en términos que su hijo pueda entender. Por ejemplo: "Después de que el proveedor de atención médica arregle tu brazo, podrás jugar ___".

  • Aprenda todo lo que pueda sobre la cirugía de su hijo. Los niños se dan cuenta cuando sus padres están preocupados. Cuanto más sepa, se sentirá mejor y podrá explicarle mejor la situación.

  • Quédese con su hijo todo el tiempo que sea posible para darle comodidad y seguridad.

  • Sea paciente con su hijo. Es normal que requiera más atención. Quizá su hijo tenga berrinches o no coopere. Es común que los niños vuelvan a orinarse en la cama o a chuparse el pulgar. Las conductas regresivas suelen mejorar cuando pasa el estrés del procedimiento.

  • También recuerde que debe cuidarse a sí mismo. Simplifique su vida durante este periodo y no tenga miedo de pedir ayuda a familiares y amigos. Mantenerse positivo y sin estrés puede reducir la ansiedad de su hijo.

Libros útiles para usted y su hijo

Anne Civardi. 2005. Going to the Hospital(First Experiences). Usborne Publishing Ltd. (A partir de 3 años) 

Fred Rogers. 1997. Going to the Hospital. Penguin Young Readers Group. (Entre 2 y 6 años)

Deborah Hautzig. 1985. A Visit to the Sesame Street Hospital. Random House for Young Readers. (A partir de 4 años)

Richard Scarry. 1995. A Big Operation (The Busy World of Richard Scarry). Aladdin Paperback. (Entre 2 y 4 años)

Debbie Duncan. 1995. When Molly Was in the Hospital: A Book for Brothers and Sisters of Hospitalized Children. Rayve Productions Incorporated. (A partir de 3 años)

Paulette Bourgeois. 2011. Franklin Goes to the Hospital. Kids Can Press. (Entre 3 y 8 años)

Virginia Dooley. 1996. Tubes in My Ears: My Trip to the Hospital. Mondo Publishing. (Entre 4 y 7 años)

Juliana Lee Hatkoff, Craig Hatkoff. 2004. Good-Bye Tonsils! Puffin Books. (Entre 4 y 8 años)

Norman Bridwell. 2000. Clifford Visits the Hospital. Scholastic Incorporated. (Entre 4 y 8 años)

Margret Rey, H.A. Ray. 2010. Curious George Goes to the Hospital. Houghton Mifflin Harcourt. (Entre 4 y 7 años)

Barbara Taylor Cork. 2002. Katie Goes to the Hospital. Brighter Child. (Entre 5 y 8 años)

Joanna Cole. 1990. The Magic School Bus: Inside the Human Body. Scholastic Incorporated. (Entre 4 y 8 años)

Revisor médico: Liora C Adler MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Tara Novick BSN MSN
Última revisión: 4/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.