A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Biventricular Assist Device Implantation

¿Qué es un dispositivo de asistencia biventricular?

Un dispositivo de asistencia biventricular (BiVAD, por sus siglas en inglés) es una bomba implantable diseñada para ayudar a que su corazón funcione mejor cuando ambos lados de su corazón tienen fallas.

Cuando la sangre de su cuerpo regresa al lado derecho de su corazón, el ventrículo derecho (una de las cámaras que bombean) envía la sangre hacia sus pulmones para recibir oxígeno. Esa sangre rica en oxígeno va entonces al lado izquierdo de su corazón. Allí, su ventrículo izquierdo bombea la sangre hacia afuera de su corazón, a través de la arteria principal.

En circunstancias extremas, una persona puede necesitar asistencia para bombear la sangre tanto desde el ventrículo derecho hacia los pulmones como del ventrículo izquierdo hacia el resto del cuerpo. Hay dos tipos principales de dispositivos de asistencia ventricular: un dispositivo de asistencia al ventrículo izquierdo (LVAD, por sus iniciales en inglés) y un dispositivo de asistencia al ventrículo derecho (RVAD, por sus iniciales en inglés). Si se usan de manera combinada, se trata de un dispositivo BiVAD. Un dispositivo BiVAD es una bomba que funciona a batería y que ayuda tanto a su ventrículo derecho como a su ventrículo izquierdo a mover la sangre a través de su corazón. Su cirujano le implantará un BiVAD mediante una cirugía a corazón abierto.

¿Por qué podría necesitar un dispositivo de asistencia biventricular?

Puede necesitar un BiVAD si tiene una insuficiencia cardíaca grave. Una insuficiencia cardíaca puede significar que su corazón está demasiado débil para funcionar con normalidad. Puede necesitar un BiVAD:

  • Para que su corazón se mantenga en funcionamiento durante o después de la cirugía de corazón hasta que usted se recupere.
  • Para que su corazón siga funcionando mientras usted espera un trasplante de corazón.
  • Como tratamiento permanente para una insuficiencia cardíaca.

¿Cuáles son los riesgos de la implantación de un dispositivo de asistencia biventricular?

La cirugía BiVAD es una cirugía importante en la que le administrarán anestesia general para que duerma durante el procedimiento. Toda anestesia general tiene el riesgo de causar lesiones en el corazón o el cerebro. Una cirugía importante también aumenta el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos durante la cirugía o después. Esos coágulos pueden separarse, desplazarse hasta sus pulmones (embolia pulmonar) o su cerebro (ataque cerebral) y bloquear el flujo sanguíneo allí donde el coágulo queda alojado. Otros riesgos de esta cirugía incluyen lo siguiente:

  • Infección
  • Sangrado
  • Falla o mal funcionamiento del dispositivo
  • Arritmia (ritmo cardíaco anormal)
  • Endocarditis (una infección en el tejido de su corazón)
  • Daño en los riñones (insuficiencia renal)

Es posible que existan otros riesgos según su afección específica y otros problemas de salud que pueda tener. Hable con su médico sobre cualquier preocupación que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para la implantación de un dispositivo de asistencia biventricular?

Antes de la cirugía, su equipo médico y quirúrgico lo evaluará. Le harán radiografías, análisis de sangre y procedimientos para comprobar la salud de sus pulmones y de su corazón. Su equipo médico también le hará una prueba cardíaca específica llamada ecocardiograma y cateterización cardíaca. Un ecocardiograma es una ecografía que produce imágenes de su corazón mediante ondas de sonido.

OCardio_20140303_v0_002

La cateterización cardíaca se usa para observar la circulación a través de las arterias del músculo cardíaco y para medir la cantidad de presión que hay dentro de las cámaras del corazón y los pulmones.

Las preparaciones adicionales pueden incluir lo siguiente:

  • Su médico le explicará el procedimiento y querrá saber si usted tiene alguna pregunta para hacerle.
  • Le pedirán que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización de la prueba. Lea el formulario atentamente y pregunte si hay algo que no le resulta claro.
  • Le pedirán que deje de comer (ayune) ocho horas antes del procedimiento, generalmente a partir de la medianoche.
  • Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe decírselo a su médico.
  • Dígale al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, yodo, látex, cinta adhesiva o agentes anestésicos (locales y generales).
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.
  • Avísele a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes de la sangre), medicamentos, aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario que deje de tomar algunos de estos medicamentos antes del procedimiento.
  • Es posible que su médico le solicite un análisis de sangre antes del procedimiento para saber cuánto tiempo tarda su sangre en coagularse.
  • Si fuma, debe dejar el hábito lo antes posible antes de su procedimiento. Eso puede mejorar sus posibilidades de tener una buena recuperación de la cirugía y, además, le hará bien a su estado general de salud.

Según su afección médica, es posible que su médico le pida alguna otra preparación específica.

 

¿Qué sucede durante la implantación de un dispositivo de asistencia biventricular?

Esta operación puede tomar entre cuatro y seis horas. El desarrollo de esta cirugía suele ser así:

  • Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.
  • Le pedirán que se quite la ropa y le entregarán una bata para que se coloque.
  • Le pedirán que vacíe su vejiga antes del procedimiento.
  • Le colocarán una vía intravenosa (IV) en la mano o en el brazo. Le insertarán otros catéteres en el cuello y la muñeca para vigilar el estado de su corazón y su presión arterial. También para tomarle muestras de sangre. Como alternativa, pueden colocarle los catéteres debajo de la zona de la clavícula y en la entrepierna.
  • Lo pondrán boca arriba en la mesa de operaciones.
  • El anestesiólogo vigilará continuamente su frecuencia cardíaca, presión arterial, respiración y nivel de oxígeno durante la cirugía. Una vez que esté sedado, le insertarán un tubo de respiración por la garganta hasta llegar a sus pulmones y lo conectarán a un respirador artificial, que respirará por usted durante la cirugía
  • Le insertarán un catéter en la vejiga para drenar la orina.
  • Le limpiarán la piel con una solución antiséptica en la zona donde se realizará la cirugía.
  • Le harán una incisión (corte) en la parte delantera de su pecho, que atraviesa su pared torácica, para llegar hasta su corazón. Le insertarán tubos en el corazón, para que una máquina cardiopulmonar pueda seguir moviendo su sangre mientras se hace el procedimiento.
  • Le insertarán un tubo en su aurícula o su ventrículo derechos, y lo conectarán a una bomba. Otro tubo saliente de la bomba se conectará a su arteria pulmonar. La bomba hará circular la sangre en el lado derecho de su corazón, a través de la bomba y desde la arteria pulmonar hacia los pulmones, para obtener oxígeno.
  • Para el lado izquierdo de su corazón, su cirujano insertará un tubo en su ventrículo izquierdo y lo conectará a una segunda bomba. Luego, conectará otro tubo saliente a la bomba y lo conectará a su aorta. La bomba hará circular la sangre en el lado izquierdo de su corazón, a través de la bomba y desde la aorta hacia el resto del cuerpo.
  • Los tubos de entrada y salida de cada lado de su corazón están conectados a su propia bomba. Y su médico implantará las dos bombas en el interior de su abdomen o en la parte exterior de su piel.
  • Un cable que sale de su piel conecta las bombas a una fuente de alimentación y a un controlador del sistema que usted llevará colocado en la parte exterior de su cuerpo.

PCardio_20140527_v0_001

  • Una vez realizadas todas las conexiones, se encenderán las bombas para restaurar su flujo sanguíneo a través de su corazón, sus pulmones y su aorta.
  • Cuando se haya finalizado el procedimiento, la sangre que circula a través de la máquina de derivación podrá entrar otra vez a su corazón, y le quitarán los tubos que están unidos a la máquina de derivación. 
  • Le cerrarán las incisiones con puntos o con grapas quirúrgicas
  • Le insertarán tubos en el pecho para drenar la sangre y otros fluidos que estén alrededor del corazón. Esos tubos volverán a conectarse a un dispositivo de succión para drenar los fluidos de la zona del corazón.
  • Le insertarán un tubo a través de la boca o la nariz hasta su estómago para drenar los fluidos que haya en su estómago.
  • Le aplicarán una venda o un vendaje estéril.

¿Qué sucede después de la implantación de un dispositivo de asistencia biventricular?

En el hospital 

La cantidad de tiempo que permanezca en el hospital dependerá de su estado general de salud después de su cirugía. 

  • En los primeros días, estará en la unidad de cuidados intensivos (UCI), donde podrán vigilarlo estrechamente hasta que se estabilicen sus signos vitales. 
  • A medida que se vaya recuperando, le irán quitando gradualmente los tubos que lo alimentan, que lo ayudan a respirar y que drenan fluidos de su cuerpo. 
  • Puede que, durante la cirugía, le hayan colocado cables marcapasos temporales. Le quitarán esos cables una vez que se haya comprobado que el ritmo de su corazón es estable y que ya no los necesita.
  • La rehabilitación física (rehabilitación cardíaca o fisioterapia) y la rehabilitación pulmonar son importantes para su recuperación a largo plazo. Comenzará con un programa que va aumentando poco a poco la duración y la intensidad de la actividad a fin de prepararlo para que pueda regresar a su casa. 
  • Le darán un dispositivo llamado espirómetro de incentivo para que use con frecuencia. Le ayudará a ampliar sus pulmones y prevenir la neumonía después de la cirugía. 

Los cuidadores le ayudarán a ocuparse de su herida quirúrgica, a aliviar su dolor y a empezar a caminar.

Antes de irse del hospital, le enseñarán los cuidados que debe tener con su dispositivo BiVAD. Aprenderá cómo funciona y qué debe hacer si se activa la alarma o si se queda sin energía. También aprenderá cómo viajar con su BiVAD y a mantener la batería y el control secos cuando se bañe.

En su hogar

Una vez que los médicos sientan que usted se ha recuperado lo suficiente, lo enviarán a casa. Siga todas las instrucciones para tomar sus medicamentos, controlar su dolor, seguir su dieta, hacer actividad y cuidar de su herida. Asegúrese de ir a todas sus citas de control. Si está esperando un trasplante de corazón, asegúrese de mantenerse en contacto con su centro de trasplante.

Otras instrucciones comunes después de una cirugía incluyen las siguientes:

  • Camine tanto como le sea posible para ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos.
  • Evite levantar cargas pesadas.
  • Gradualmente, regrese a sus actividades normales tanto como pueda (pregúntele a su médico sobre conducir, trabajar y tener relaciones sexuales). Le pedirán que no conduzca un automóvil por algún tiempo después de la cirugía. Eso es para permitir que se sane su esternón (el hueso de su pecho) y los músculos de su pared torácica.
  • Observe sus heridas para ver si presentan alguna señal de inflamación, enrojecimiento, sangrado o descarga. Si así fuese, avise a su equipo médico y al equipo que se ocupó de su cirugía.
  • Informe a su médico sobre síntomas tales como dolor, fiebre, dolor en el pecho o dificultad para respirar, que vayan en aumento.
  • Coma una dieta saludable para su corazón y mantenga un peso sano. Elija alimentos que tengan contenido bajo de sal, colesterol y grasa. Intente comer más frutas, vegetales y carnes magras.
  • No fume y evite la exposición al humo de segunda mano. Evite usar productos con tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.
  • Qué resultados esperar y qué significan.
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.
  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o las posibles complicaciones.
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.
  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.
  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.
  • Si existen pruebas o procedimientos alternativos para considerar.
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.
  • A quién llamar después de la prueba o procedimiento si tiene alguna pregunta o problema.
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.
Revisor médico: Foster, Sara, RN, MPH
Revisor médico: Snyder, Mandy L., MSN, ACNP-BC
Última revisión: 5/1/2018
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.