Síndrome de fatiga crónica (CFS)

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome de fatiga crónica (CFS, por su sigla en inglés) es una afección que se caracteriza por tener un cansancio profundo, por más que haya hecho reposo. También se conoce como encefalomielitis miálgica. Los síntomas pueden empeorar con la actividad física o mental. El CFS puede aparecer repentinamente y durar años. Es una afección que afecta más a las mujeres que a los hombres.

¿Cuáles son las causas del síndrome de fatiga crónica?

No se conoce la causa del CFS. En algunas personas, puede deberse a una infección viral. Sin embargo, casi siempre se desconoce la causa exacta. Otras posibles causas en estudio son la genética y los problemas del sistema inmunitario.

¿Quiénes están en riesgo de tener síndrome de fatiga crónica?

Como la causa del CFS se desconoce, es difícil saber qué podría hacer que una persona corra el riesgo de padecer esta afección. Sin embargo, hay determinados factores que se ven con más frecuencia en las personas con CFS. Estos factores incluyen lo siguiente:

  • Género. El CFS ocurre de dos a cuatro veces con más frecuencia en mujeres que en hombres.

  • Edad. El CFS suele afectar a personas de mediana edad. Pero puede presentarse en personas de cualquier edad.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de fatiga crónica?

A menudo, los síntomas del CFS se parecen a los de la gripe. A continuación, se describen los síntomas más comunes. Pero los síntomas pueden ser algo diferentes en cada persona:

  • Sensibilidad a la luz

  • Dolor de cabeza

  • Ganglios linfáticos sensibles con la palpación

  • Fatiga y debilidad

  • Dolor en los músculos y las articulaciones

  • Incapacidad de concentrarse

  • Sensación de agotamiento después de usar energía física o mental

  • Insomnio

  • Pérdida de la memoria

  • Cambios en el estado de ánimo

  • Confusión

  • Febrícula (fiebre baja)

  • Depresión

Muchos de estos síntomas pueden deberse a otros problemas de salud. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de fatiga crónica?

En el diagnóstico del CFS, se deben descartar otras afecciones posibles. De acuerdo con el Instituto de Medicina, el diagnóstico del CFS requiere la presencia de estos tres síntomas:

  • Tener que reducir en gran medida las actividades que hacía antes de la enfermedad. El cansancio intenso y crónico debe durar más de seis meses, y se descartaron otras afecciones de salud. Los síntomas no se alivian haciendo reposo.

  • Cansancio intenso después de hacer actividad física. La fatiga aumenta después de un esfuerzo físico o mental que podía soportar antes del comienzo de la enfermedad.

  • No se siente renovado después de haber dormido.

Además, debe tener uno de estos síntomas:

  • Problemas para pensar que empeoran bajo presión.

  • Intolerancia ortostática. Significa que estar de pie empeora los síntomas. Acostarse o levantar (elevar) los pies pueden aliviar los síntomas. Pero no los elimina por completo.

¿Cómo se trata el síndrome de fatiga crónica?

No hay cura para el CFS. El tratamiento está diseñado para aliviar los síntomas.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Medicamentos, como corticosteroides y antidepresivos

  • Control de la actividad, que incluye un equilibrio cuidadoso entre el descanso y la actividad para evitar los ataques de la afección

  • Ejercicio aeróbico ligero, pero no actividad física de moderada a intensa 

  • Suplementos dietéticos y productos a base de hierbas

  • Psicoterapia y asesoría de apoyo

Cómo vivir con síndrome de fatiga crónica

Por el momento, no existe una cura para el CFS. Lidiar con la fatiga grave puede resultar todo un desafío. Es importante colaborar con el proveedor de atención médica para encontrar tratamientos que le sirvan. Consultar con un psicoterapeuta o ingresar en grupos de apoyo puede ser de ayuda para algunas personas.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si los síntomas empeoran o si surge alguno nuevo.

Información importante sobre el síndrome de fatiga crónica

  • El síndrome de fatiga crónica se caracteriza por un cansancio profundo.

  • Los síntomas suelen empeorar con la actividad física o mental.

  • Además de un cansancio intenso, los síntomas incluyen sensibilidad a la luz, dolor de cabeza, dolor de los músculos y de las articulaciones, problemas de concentración, cambios del estado de ánimo y depresión.

  • El tratamiento puede incluir medicamentos, ejercicio, suplementos y asesoría.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice el proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. También conozca los efectos secundarios a los que debe estar atento y el momento en que debería comunicarlos.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor de atención médica si tiene preguntas.

Revisor médico: Barry Zingman MD
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 4/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.