Mordeduras de serpiente venenosa

¿Qué son las mordeduras de serpiente venenosa?

Ocurren cuando una serpiente venenosa muerde a una persona e inyecta un veneno (toxina) en el cuerpo de la víctima. La mordedura puede causar lesiones y, en casos poco frecuentes, es potencialmente mortal.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en los EE. UU., ocurren alrededor de 8,000 mordeduras de serpientes venenosas cada año. Incluso la mordedura de una serpiente no venenosa puede provocar una infección o reacción alérgica en algunas personas. Por su seguridad, trate todas las mordeduras de serpientes como si fueran venenosas. Vaya a la sala de emergencia del hospital lo más rápido posible.

A veces, una serpiente venenosa puede morderlo sin inyectarle veneno. A esto se le llama mordida seca. Esto puede ocurrir en 20 o 25 de cada 100 mordeduras de víbora y en la mitad de todas las mordeduras de serpiente de coral.

¿Qué serpientes causan mordeduras venenosas?

En los EE. UU., las mordeduras más comunes de serpiente venenosa están causadas por los siguientes tipos:

  • Víboras. Estas incluyen la serpiente de cascabel, la serpiente cabeza de cobre y la serpiente boca de algodón (serpiente mocasín de agua). Estas serpientes tienen un veneno que destruye la piel y el músculo. También pueden causar problemas con la sangre.

  • Serpientes de coral. Estas serpientes tienen un veneno que afecta los nervios y puede causar parálisis.

Las mordeduras de la serpiente de cascabel son las más venenosas en los EE. UU. Las serpientes de coral y las serpientes exóticas importadas causan una cantidad mucho menor de mordeduras.

Otras serpientes nativas de los EE. UU. no tienen veneno.

¿Cuáles son los síntomas de las mordeduras de serpiente venenosa?

Cada tipo de serpiente tiene diferentes tipos de veneno, y los síntomas pueden variar. En general, las víboras tienen un veneno que destruye la piel y el músculo. Las serpientes de coral tienen un veneno neurotóxico que ataca los nervios. Estos son los síntomas más comunes de las mordeduras de serpiente venenosa:

  • Secreción sanguinolenta en la herida

  • Hemorragia excesiva y problemas con la coagulación de la sangre

  • Marcas de colmillos en la piel e inflamación en el lugar de la mordedura

  • Dolor fuerte en el lugar de la mordedura

  • Cambio de color, como enrojecimiento y moretones o ampollas con sangre

  • Ganglios linfáticos agrandados en la zona afectada

  • Diarrea

  • Ardor

  • Convulsiones

  • Desmayos

  • Mareos

  • Debilidad

  • Visión borrosa

  • Sudoración excesiva

  • Fiebre

  • Aumento de la sed

  • Pérdida de la coordinación muscular

  • Náuseas y vómitos

  • Entumecimiento y hormigueo, en especial en la boca

  • Pulso acelerado

  • Dificultades para respirar

  • Alteraciones en el estado mental

  • Parálisis

  • Shock

Los síntomas de una mordedura de serpiente venenosa pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas de salud. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las mordeduras de serpiente venenosa?

Para hacer un diagnóstico, es importante identificar qué tipo de serpiente lo mordió. También debe considerarse la gravedad del veneno inyectado en el cuerpo de la persona. Las mordeduras de serpiente venenosa pueden causar 2 tipos de envenenamiento:

  • Envenenamiento localizado. Solo afecta el área en donde ocurrió la mordedura.

  • Envenenamiento sistémico. Afecta la totalidad del cuerpo.

Todas las mordeduras de serpiente deben considerarse como venenosas hasta que se demuestre lo contrario. Esto se logra con la identificación precisa de la serpiente o tras un período de observación clínica.

El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre lo sucedido para obtener la siguiente información:

  • Hora de la mordedura

  • Descripción de la serpiente

  • Tipo de primeros auxilios recibidos

  • Afecciones preexistentes

  • Alergia a productos a base de caballo u oveja

  • Antecedentes de mordeduras de serpiente venenosa y tratamiento recibido

También le realizarán una exploración física completa. Le harán una marca en la primera parte de la inflamación en la extremidad o la zona afectada. Se registrará la hora en que se hizo la marca.

A veces, la persona no puede recordar los detalles de la serpiente. En este caso, quizás será necesario hacer una consulta con un zoológico, un acuario, o un centro de toxicología (800-222-1222) para ayudar a identificar el tipo de serpiente.

¿Cómo se tratan las mordeduras de serpiente venenosa?

Ante la mordedura de una serpiente, pida ayuda de emergencia de inmediato. Reaccionar rápidamente en este tipo de emergencias es vital. Mientras espera que llegue la ayuda de emergencia:

  • Lave la mordedura con agua y jabón.

  • Mantenga el área de la mordedura quieta y por debajo del corazón.

  • Cubra la zona con una compresa limpia y fría o un vendaje humedecido para aliviar la inflamación y las molestias. Si la mordedura es de una serpiente de coral, presione con firmeza directamente sobre la herida con un paño limpio y la mano.

  • Controle la respiración y la frecuencia cardíaca.

  • En caso de inflamación, quítese anillos, relojes y prendas ajustadas.

  • Registre la hora de la mordedura para poder informársela al proveedor de atención médica de la sala de emergencia, si es necesario.

  • De ser posible, recuerde dibujar un círculo alrededor de la zona afectada. Registre la hora de la mordedura y la primera reacción. Si puede hacerlo, vuelva a dibujar el círculo alrededor del lugar de la mordedura para marcar la evolución con el paso del tiempo.

  • Es útil recordar el aspecto de la serpiente, su tamaño y el tipo de serpiente, si lo conoce, para informárselo al personal de la sala de emergencias.

  • No se haga un torniquete, porque provocará mayores daños. De hecho, el torniquete empeorará la situación y aumentará las posibilidades de que pueda perder el brazo o la pierna. Esto se debe a que mantiene toda la toxina en un solo lugar y le da más tiempo para causar daños. También corta el suministro de sangre a cualquier tejido sano, lo que provoca más daños.

  • No intente succionar el veneno, porque puede causar una infección y provocar más daños.

  • No aplique hielo.

En el departamento de emergencias, es posible que le administren lo siguiente:

  • Antibióticos para prevenir o tratar las infecciones

  • Medicamentos para aliviar el dolor

  • Un tipo de medicamento especial (antídoto) según el tipo serpiente que lo mordió y la gravedad de los síntomas

¿Las mordeduras de serpiente venenosa pueden prevenirse?

Algunas mordeduras son casi imposibles de prevenir, como cuando lo muerde una serpiente tras pisarla accidentalmente en el bosque. Sin embargo, puede tomar medidas para reducir el riesgo de que lo muerda una serpiente. Incluyen los siguientes:

  • No moleste a las serpientes. A muchas personas las muerden serpientes porque intentan molestarlas, matarlas o acercarse demasiado a ellas.

  • Manténgase alejado del césped alto, a menos que use botas de cuero gruesas y pantalones largos. Manténgase en los caminos para hacer senderismo tanto como pueda.

  • Mantenga las manos y los pies lejos de zonas que no pueda ver. No recoja rocas ni leña a menos que esté lejos de la distancia de ataque de las serpientes.

  • Tenga cuidado y esté atento cuando trepe a las rocas. No introduzca las manos en grietas de las rocas.

Si pasa tiempo en áreas silvestres, acampa, hace senderismo, hace picnics o vive en áreas donde hay serpientes, sepa cuáles son los posibles peligros de las serpientes venenosas. Es recomendable que haga lo siguiente:

  • Sepa cómo identificar las serpientes venenosas.

  • Asegúrese de poder obtener ayuda médica para casos de emergencia.

  • Tenga en cuenta que las serpientes están más activas durante los meses más cálidos.

Información importante sobre las mordeduras de serpiente venenosa

  • Se presentan cuando una serpiente venenosa pica a una persona e inyecta un veneno (toxina) en el cuerpo de la víctima.

  • Este tipo de mordedura puede causar lesiones y, en casos poco frecuentes, es potencialmente mortal.

  • Las mordeduras de la serpiente de cascabel son las más venenosas en los EE. UU. Las serpientes de coral y las serpientes exóticas importadas causan una cantidad mucho menor de mordeduras.

  • Por su seguridad, trate todas las mordeduras de serpientes como si fueran venenosas. Vaya a la sala de emergencia del hospital lo más rápido posible.

  • El tratamiento puede incluir antibióticos y analgésicos. Dependiendo del tipo de serpiente y de los síntomas, pueden administrarle un antídoto.

  • Si pasa tiempo en áreas silvestres, sepa cómo identificar a las serpientes venenosas, cómo atender las mordeduras de serpiente y cómo obtener ayuda médica de emergencia.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Kolbus, Karin, RN, DNP, COHN-S
Revisor médico: Perez, Eric, MD
Última revisión: 4/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.